GESTION AMIGABLE DE LA SALUD: G. A. S. Blog´s

.. x una Gestión5ngestión ..

Archivo del autor

Medicamentos Biotecnológicos, los medicamentos más caros.

Habitualmente, se usan de manera indistinta palabras como medicamento o fármaco. Sin embargo, su significado es diferente. Cuando se habla de medicamentos se hace referencia a una sustancia sola o asociada, destinada a su utilización en personas o animales, con propiedades para prevenir, tratar o aliviar enfermedades o dolencias.

Los fármacos (principio activo de los medicamentos) pueden ser sustancias idénticas a las producidas por el organismo como por ejemplo la hormona insulina (obtenida por ingeniería genética) o sustancias químicas de síntesis que no existen en la naturaleza pero que tienen regiones análogas dentro de su estructura molecular que producen un cambio en la actividad celular.

Según la Agencia Europea del Medicamento (EMEA), los medicamentos biotecnológicos, también denominados fármacos biotec, pueden ser proteínas recombinantes, anticuerpos monoclonales, vectores para el transporte de material genético, fragmentos de anticuerpo, ácidos nucleicos, oligonucleótidos antisentido, vacunas, etc. que comparten la característica de ser productos medicinales obtenidos a partir de técnicas de biotecnologia (r-DNA, expresión génica controlada, métodos basados en anticuerpos, etc.).

Cerca de un 20% de los fármacos de tipo innovador introducidos actualmente al mercado son ya obtenidos por técnicas de biotecnologia, aunque si se tienen en cuenta los fármacos que se encuentran en fase de desarrollo, los biotec pueden representar el 50% de los fármacos en fase de investigación clínica.

Sin embargo  en contraparte a esto los precios de los medicamentos ya son estratosféricos,  y aun mas los  biotec,  pues  cuando hablamos de lo caros que son los medicamentos, en general nos referimos a medicinas como Lipitor (para el colesterol alto), que cuesta alrededor de 1.500 dólares (aprox. 1.100 euros) estadounidenses al año; o de Zyprexa (para la esquizofrenia), que ronda los 7.000 $ (más de 5.000 euros) anuales; o a Avastin (para el cáncer), que puede costar en torno a 50.000 $ (poco menos de 37.000 euros) al año.

Estas medicinas caras cada una tiene un costo  más de 200.000 dólares -alrededor de 150.000 euros- al año, para la media de los pacientes que las consumen. La mayoría se destina al tratamiento de enfermedades genéticas raras que afectan a menos de 10 000 pacientes. Para estas enfermedades no existen muchos tratamientos (si es que los hay), por lo que las empresas de biotecnología cobran prácticamente lo que quieren. 

Sin embargo hay quiene opinal que Gracias a la biotecnología se han podido desarrollar medicamentos benéficos para la humanidad, tal como lo ha declarado Jaime Uribe Wiechers, director de Biotecnología de Probiomed, empresa que patrocinó una de las categorías del 2do. Premio Latinoamericano Jack F. Ealy de Periodismo Científico, organizado por el Instituto de las Américas.

“Probiomed desarrolla medicamentos biocomparables, que serían como los genéricos, aunque los biocomparables cuentan con diversas pruebas científicas que garantizan que son tan eficientes como los medicamentos innovadores”,

Pero  mantener la calidad en un producto cuesta mucho, ya que, en biotecnología, 40% del costo total de producción se va en el mantenimiento de la calidad.y eso se añade a los precios de los medicamentos, haciéndolos accesible solo a unos pocos.

Anuncios

Lucha de los genéricos vrs originales ¿Mejora la economía?


Bayer pierde pleito en India

India, marzo del 2010. Tribunal de la India detuvo intento de la
compañía farmacéutica Bayer, que pretendía la introducción de nueva
medida para impedir la competencia de  genéricos.

El pasado 9 de febrero de 2010, el Tribunal Supremo de Delhi evitó que
la farmacéutica Bayer impusiera nueva barrera para retrasar el ingreso
de genéricos al mercado, al dilatar  el proceso de aprobación que
estos medicamentos.

El objetivo de la compañía era impedir que las autoridades reguladoras
de medicamentos de la India, inicien el proceso de registro de las
versiones genéricas de medicamentos patentados antes de que caduquen
las patentes. Retrasar el registro hasta después de la fecha de
caducidad de la patente impediría la pronta entrada de nuevos
medicamentos competidores y ampliaría el monopolio del único
fabricante titular de la patente. Esto obstaculizaría el acceso a
medicamentos esenciales, puesto que la competencia de genéricos es la
única forma de reducir el precio de los medicamentos de forma
sostenible.

Cuando India se incorporó a la Organización Mundial del Comercio (OMC)
en 1995, acordó implementar una normativa más rigurosa para las
patentes de medicamentos que saliesen al mercado a partir de 2006,
pero el país incluyó salvaguardas clave para la salud pública, medidas
perfectamente legales para asegurar el acceso a medicamentos. Y son
precisamente estas medidas las que ahora las compañías farmacéuticas
pretenden eliminar.

Una de las consecuencias de estas normativas de patentes más rigurosas
es que muchos de los medicamentos más recientes quedarán fuera del
alcance de millones de pacientes durante años, puesto que las
compañías farmacéuticas pueden cobrar precios muy altos en ausencia de
la competencia de genéricos. Los gobiernos, de todas formas, pueden
adoptar medidas perfectamente legales conocidas como ‘flexibilidades
de los ADPIC (Acuerdos de la OMC sobre Aspectos de los Derechos de la
Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio)’, para superar los
efectos dañinos sobre el acceso causados por los monopolios
farmacéuticos. Pero si Bayer hubiese tenido éxito en su intento, el
uso de estas flexibilidades hubiera dejado de tener sentido en India,
sobre todo el uso de las licencias obligatorias y de la denominada
‘excepción Bolar’.

“Estamos encantados de que la demanda de Bayer haya sido desestimada.
En estos momentos, hay varias compañías farmacéuticas internacionales
en India que están recurriendo a litigios para debilitar la
competencia de genéricos,” afirma el Dr. Tido von Schoen-Angerer, de
la Campaña para el Acceso a Medicamentos Esenciales de Médicos Sin
Fronteras. “Al desestimar la demanda de Bayer, los tribunales indios
han asegurado que las salvaguardas de la salud pública puedan ser
utilizadas para abrir la producción de versiones genéricas de
medicamentos vitales, incluyendo tratamientos del VIH, para millones
de personas en India y en otras partes del mundo.”
Extraído de la siguiente dirección
http://www.msf.es/noticias/noticias_basicas/2010/Victoriaparaelaccesoamedicamentos.asp
Lima (Peru)
Sin embargo esto trae algun beneficio a los pacientes? o se benefican otros? Creo que ha de considerarse que un tema vital en paises latinoamericanos en desarrollo es el problema del acceso a la salud y esto se relaciona con poseer los medios económicos para financiarlo, asi que aunque sean los Hindues los que se beneficien esta vez, trae un beneficio a largo plazo, sin olvidar que el tema de la Calidad de los mismos sea relevante, aunque pienso que como consecuencia de esta lucha puede traer consigo la desmotivaciòn de estas grandes industrias a la inversiòn en la creaciòn de nuevos medicamentos, asi que se tendrà que ser cauteloso con lo que se da esta nueva apertura a las patentes.

Economía y tamaño de población

  • Entre otras cosas y hablando de economía social y neurológica, me surgen algunas inquietudes, por ejemplo si  ¿En nuestros pueblos somos pobres por ser muchos  o…..  somos muchos por ser pobres? A lo que se puede describir  El mundo es más pobre. Una vez que el Banco Mundial introdujo nuevas y más precisas medidas de precios de Asia a sus indicadores de pobreza, el número de personas viviendo por debajo de la línea de pobreza se ha reducido en cerca de quinientos millones menos de lo esperado. Una cuarta parte de las personas que viven en países en vías de desarrollo viven en pobreza extrema. No pueden consumir los suficientes alimentos para saciar sus necesidades calóricas. Tienen hambre.

Cifras anteriores estimaban el número de pobres extremos en 931.3 millones; en realidad, la pobreza alcanza los 1,376.7 millones, de los cuales 46.1 millones viven en América Latina. Hay 445.3 millones más pobres en el mundo; más de 4 veces la población de todo México.

En 1991, Martin Ravallion, Gaurav Datt y Dominique van de Walle, tres destacados economistas del desarrollo, calcularon cuántos dólares se requerirían para comprar una canasta alimentaria básica en 33 países en vías– de desarrollo. Para hacerlo, era necesario conocer el precio de miles de productos en cada uno de estos países. Así, utilizando encuestas de precios, estimaron que era necesario un promedio de 1.25 dólares diarios para comprar los alimentos necesarios para sobrevivir (Ravallion et al 1991). Por cuestiones mediáticas, los 1.25 dólares se convirtieron rápidamente en la conocida “línea de pobreza” y fueron rebautizados como “un dólar diario.”

Los problemas de la ya famosa línea de pobreza del Banco Mundial son varios. Primero, el número de encuestas disponibles varía en cantidad y calidad año con año. En 1983 se contaban con sólo 18 encuestas, mientras que en 1993 se tenían 480; el problema se agudiza porque son los países más pobres del mundo los que precisamente cuentan con menos encuestas de precios. Por ejemplo, antes de 2005 no se contaba con ninguna encuesta para China, todas las cifras de pobreza para dicho país eran simples estimaciones (1) . Esto generaba un sesgo considerable dado que una gran parte de la población pobre del mundo vive (vivía más bien) en China.

Segundo, sólo se cuenta con encuestas de precios a nivel país a pesar de que es bien sabido que los precios varían al interior de los mismos países. Puesto de otra forma, no cuesta lo mismo un kilo de frijoles en el mercado ambulante de Tecatitla, en el Estado de México, que en el Superama de Polanco, en el Distrito Federal.

Tercero, los precios varían también de acuerdo a la calidad de los productos. Ravallion y demás economistas del Banco Mundial sólo cuentan con información sobre el precio promedio del frijol, no sobre el precio de diferentes marcas y calidades de frijoles. Es probable que –por cuestiones de calidad y tipo de producto– el precio promedio del frijol en, digamos Bolivia, sea más caro que el precio que pagan los bolivianos pobres por el frijol que ellos consumen. Si esto es cierto, las estadísticas de pobreza estarían sobrestimando– el número de pobres en el mundo. Finalmente, el tipo de bienes consumidos por los pobres varían considerablemente de región en región. Ciertas aldeas en China consumen arroz como su principal alimento, mientras que otras consumen papa. La canasta utilizada por los investigadores no considera estas sutiles diferencias en el consumo dentro de cada país, lo cuál podría sesgar los datos de pobreza.

Independientemente de los problemas intrínsecos que conlleva la medición de los ingresos, la creación de una línea de pobreza objetiva ha sido un avance significativo en la lucha contra la pobreza. Fue gracias a ella que el mundo pudo perseguir una meta en común: reducir la cantidad de personas que viven en pobreza extrema a la mitad. En el año 2000, todos los miembros del la Organización de las Naciones Unidas aprobaron la “Declaración del Mileno” en la que se comprometieron a reducir en un 50% la pobreza de 1990 a 2015 (2) .

De 1990 a 2005, la pobreza se ha reducido en 436.7 millones (Chen y Ravallion 2008). En términos porcentuales, mientras que el 41.6% de los habitantes de países en vías de desarrollo vivían en pobreza, ahora sólo el 25.2% vive en dichas condiciones. Dicha reducción sería significativa si no fuera por que hay importantes diferencias regionales en la efectividad del alivio a la pobreza.

Los únicos países del mundo que han reducido su pobreza son China e India. Por lo que podemos decir que SI SE PUEDE Del casi cuarto de millón de personas que dejaron la pobreza durante los últimos quince años, un total de 475.5 millones son Chinos. De hecho, si excluimos a China de las estadísticas, ¡el mundo sólo ha reducido la pobreza en 38.8 millones! Aún más preocupante es el hecho de que en varias regiones del mundo, entre ellas América Latina, África, Europa del Este, Asia del Sur y el Medio Oriente, ha aumentado la pobreza. El número de pobres en África ha aumentado en 91.5 millones, y en 3.2 millones en América Latina (Chen y Ravallion 2008).

La tragedia africana resulta particularmente desconcertante. África concentra la mayoría de los esfuerzos en materia de reducción de la pobreza. Varios países africanos (i.e. Zaire en los noventa o Madagascar actualmente) reciben en ayuda humanitaria lo equivalente a varias veces su Producto Interno Bruto; Etiopía se ha convertido en un laboratorio de programas para la reducción de la pobreza y el aumento en el capital humano. Aún así, poco o nada se ha logrado. Las herramientas utilizadas en el combate a la pobreza han resultado ineficaces. La pobreza aumenta.

  • Ahora bien  ¿Puede relacionarse  esto con el índice de violencia y delicuencia?,  y   una posible respuesta a este problema global, un tanto extremista podría ser otra pregunta ¿Por qué se redujo abruptamente la delincuencia en Estados Unidos de 1970 a 1990? Esta fue la pregunta de investigación de John Donohue, doctor en economía por la Universidad de Yale, quien ha enfocado sus estudios al impacto de las políticas públicas en el empleo, en la violencia y en la delincuencia, se vio de pronto muy intrigado al no encontrar una explicación satisfactoria sobre el extendido y persistente decremento del crimen en su país y la casi nula correlación con factores generalmente asociados, tales como los niveles de encarcelamiento, el número de policías, la tasa de empleo, el ingreso per cápita o la tasa de pobreza; y más aún, al observar que ciudades sin estrategias específicas para mejorar el trabajo policiaco, como Los Angeles, registraban también un sustantivo declive de la delincuencia. En colaboración con Stephen Levitt, economista del MIT y profesor de la Universidad de Chicago, se dieron a la tarea de profundizar en el análisis de otros factores y fueron sorprendidos al descubrir que la única variable explicativa era el acceso a servicios de aborto legal.

Efectivamente, El impacto de la legalización del aborto en la delincuencia, estudio publicado en mayo de 2001 por el Quarterly Journal of Economics, ofrece evidencia de que la legalización del aborto contribuye significativamente a la reducción de la delincuencia. En los cinco estados donde se inició desde 1969 la liberalización del aborto bajo ciertas circunstancias (Nueva York, Washington, Alaska, Hawai y California) la reducción de la delincuencia comenzó más tempranamente que en el resto. Los estados con tasas más altas de aborto en los años 70 y 80 presentan las mayores reducciones de delitos en los 90; en otros se registra un declive del crimen entre jóvenes que nacieron posteriormente a la legalización nacional del aborto, y que presentaron una alta incidencia de aborto, llevando control estadístico sobre el factor del boom económico.

Entre las correlaciones importantes hay que señalar que la edad pico para la actividad criminal se ubica entre los 18 y los 24 años, que es el tiempo relativo en que empezó a declinar la delincuencia, y que se presentaron tasas desproporcionadamente altas de aborto entre madres pobres y con baja escolaridad, cuyos hijos califican con probabilidad estadística para convertirse en delincuentes, así que el estudio también enfatiza que el riesgo de criminalidad sigue siendo una de las consecuencias de la inequidad social.

Los investigadores afirman: “Nosotros solamente encontramos que los niños no deseados son más propensos a cometer delitos que los que fueron deseados” y ante discusiones sobre posibles intereses ideológicos o clasistas se defienden: “No consideramos que abortar sea un buen método para prevenir el delito”. El estudio concluye que la legalización del aborto da cuenta de 50 por ciento de la reciente reducción de los delitos (sobre todo homicidio, robo y violencia) y que la evidencia es consistente: se reducen las tasas con un intervalo de 20 años.

El aumento del encarcelamiento entre 1991 y 1997 creció 50 por ciento en este periodo, pero el crimen descendió a 10 por ciento, así que juntos, aborto y aumento del encarcelamiento explican en mucho, si no es que el total del decremento de la delincuencia. La mitad de los delitos ocurridos en Estados Unidos fueron cometidos por individuos que nacieron antes de la legalización del aborto y fueron remplazados por agresores que nacieron después; asimismo, se puede decir que en el futuro las tasas de delincuencia seguirían en descenso a razón de uno por ciento en los siguientes dos años.

“Aunque ese descenso es un fenómeno muy positivo -señalan los autores-, el vínculo entre el aborto y el crimen no debe ser interpretado como respaldo al aborto ni como un llamado a la intervención del Estado en decisiones que sólo competen a las mujeres. Es necesario considerar que las adolescentes, las solteras y las mujeres pobres son quienes más enfrentan embarazos no deseados y que las opciones de vida de quienes nacen únicamente porque sus madres no pudieron abortar son relativamente opacadas frente a los bebés que sí fueron deseados, y cuya probabilidad de ser delincuentes es baja.”

Ser deseado y esperado no debiera ser un lujo, sino un derecho. Ojalá que los legisladores de la Asamblea de Representantes del Distrito Federal logren despenalizar el aborto cuando obstruye los proyectos de vida de la progenitora. Para que todas y todos los futuros habitantes de la ciudad de México puedan contar con una madre o unos padres que los esperan, preparan cuidadosamente su llegada y atenderán durante años sus necesidades para que nunca se vean orillados a cometer crímenes.

  • Sin embargo no debe concretarse a que el  al aborto es la única solución para disminuir la pobreza, y así mejorar la economía de un país y los gobiernos tomar medida en el asunto e instaurar estrategias más profundas y eficientes, basados en evidencia (Como lo logro China e India) dando más opciones de accesibilidad a la información y al planificación familiar para desmitificar y cuando hay una ciudad informada puede empoderarse del proceso, la clave es la educación con razón a la población y si los estudios nos demuestran que cuando hay menos niños no deseados mejoran indicadores tales como la delincuencia, esta será una consecuencia del proceso.

J Q otR pS t; line-height:normal;mso-list:l0 level1 lfo1′>Ahora bien  ¿Puede relacionarse  esto con el índice de violencia y delicuencia?,  y   una posible respuesta a este problema global, un tanto extremista podría ser otra pregunta ¿Por qué se redujo abruptamente la delincuencia en Estados Unidos de 1970 a 1990? Esta fue la pregunta de investigación de John Donohue, doctor en economía por la Universidad de Yale, quien ha enfocado sus estudios al impacto de las políticas públicas en el empleo, en la violencia y en la delincuencia, se vio de pronto muy intrigado al no encontrar una explicación satisfactoria sobre el extendido y persistente decremento del crimen en su país y la casi nula correlación con factores generalmente asociados, tales como los niveles de encarcelamiento, el número de policías, la tasa de empleo, el ingreso per cápita o la tasa de pobreza; y más aún, al observar que ciudades sin estrategias específicas para mejorar el trabajo policiaco, como Los Angeles, registraban también un sustantivo declive de la delincuencia. En colaboración con Stephen Levitt, economista del MIT y profesor de la Universidad de Chicago, se dieron a la tarea de profundizar en el análisis de otros factores y fueron sorprendidos al descubrir que la única variable explicativa era el acceso a servicios de aborto legal.

Efectivamente, El impacto de la legalización del aborto en la delincuencia, estudio publicado en mayo de 2001 por el Quarterly Journal of Economics, ofrece evidencia de que la legalización del aborto contribuye significativamente a la reducción de la delincuencia. En los cinco estados donde se inició desde 1969 la liberalización del aborto bajo ciertas circunstancias (Nueva York, Washington, Alaska, Hawai y California) la reducción de la delincuencia comenzó más tempranamente que en el resto. Los estados con tasas más altas de aborto en los años 70 y 80 presentan las mayores reducciones de delitos en los 90; en otros se registra un declive del crimen entre jóvenes que nacieron posteriormente a la legalización nacional del aborto, y que presentaron una alta incidencia de aborto, llevando control estadístico sobre el factor del boom económico.

Entre las correlaciones importantes hay que señalar que la edad pico para la actividad criminal se ubica entre los 18 y los 24 años, que es el tiempo relativo en que empezó a declinar la delincuencia, y que se presentaron tasas desproporcionadamente altas de aborto entre madres pobres y con baja escolaridad, cuyos hijos califican con probabilidad estadística para convertirse en delincuentes, así que el estudio también enfatiza que el riesgo de criminalidad sigue siendo una de las consecuencias de la inequidad social.

Los investigadores afirman: “Nosotros solamente encontramos que los niños no deseados son más propensos a cometer delitos que los que fueron deseados” y ante discusiones sobre posibles intereses ideológicos o clasistas se defienden: “No consideramos que abortar sea un buen método para prevenir el delito”. El estudio concluye que la legalización del aborto da cuenta de 50 por ciento de la reciente reducción de los delitos (sobre todo homicidio, robo y violencia) y que la evidencia es consistente: se reducen las tasas con un intervalo de 20 años.

El aumento del encarcelamiento entre 1991 y 1997 creció 50 por ciento en este periodo, pero el crimen descendió a 10 por ciento, así que juntos, aborto y aumento del encarcelamiento explican en mucho, si no es que el total del decremento de la delincuencia. La mitad de los delitos ocurridos en Estados Unidos fueron cometidos por individuos que nacieron antes de la legalización del aborto y fueron remplazados por agresores que nacieron después; asimismo, se puede decir que en el futuro las tasas de delincuencia seguirían en descenso a razón de uno por ciento en los siguientes dos años.

“Aunque ese descenso es un fenómeno muy positivo -señalan los autores-, el vínculo entre el aborto y el crimen no debe ser interpretado como respaldo al aborto ni como un llamado a la intervención del Estado en decisiones que sólo competen a las mujeres. Es necesario considerar que las adolescentes, las solteras y las mujeres pobres son quienes más enfrentan embarazos no deseados y que las opciones de vida de quienes nacen únicamente porque sus madres no pudieron abortar son relativamente opacadas frente a los bebés que sí fueron deseados, y cuya probabilidad de ser delincuentes es baja.”

Ser deseado y esperado no debiera ser un lujo, sino un derecho. Ojalá que los legisladores de la Asamblea de Representantes del Distrito Federal logren despenalizar el aborto cuando obstruye los proyectos de vida de la progenitora. Para que todas y todos los futuros habitantes de la ciudad de México puedan contar con una madre o unos padres que los esperan, preparan cuidadosamente su llegada y atenderán durante años sus necesidades para que nunca se vean orillados a cometer crímenes.

  • Sin embargo no debe concretarse a que el  al aborto es la única solución para disminuir la pobreza, y así mejorar la economía de un país y los gobiernos tomar medida en el asunto e instaurar estrategias más profundas y eficientes, basados en evidencia (Como lo logro China e India) dando más opciones de accesibilidad a la información y al planificación familiar para desmitificar y cuando hay una ciudad informada puede empoderarse del proceso, la clave es la educación con razón a la población y si los estudios nos demuestran que cuando hay menos niños no deseados mejoran indicadores tales como la delincuencia, esta será una consecuencia del proceso.

La homeopatía, es un estrategia terapeutica? es un beneficio social?

La Homeopatia se define como  un sistema de medicina alternativa, caracterizado por el uso de remedios carentes de ingredientes químicamente activos. Fue desarrollada por el médico sajón Samuel Hahnemann (17551843) a principios del siglo XIX.  En los últimos años y con la tendencia de regresar a lo tradicional ha tenido una creciente popularidad en las áreas en las que se practica, y en muchas ocasiones en muchos paises de primer mundo siendo financiada o cubierta por algunos sistemas de Sanidad  pública o Seguridad Social.  Sin embargo,  a pesar de la investigación aparente carece de pruebas sólidas, basadas en evidencia clinica  y sus fundamentos teóricos son contradictorios con lo establecido por el desarrollo de la ciencia moderna, de manera que para la comunidad científica la homeopatía es una pseudociencia, y pocas organizaciones científicas le prestan credibilidad.
La principal contradicción con la farmacopea molecular alopática, es el proceso de obtención de los medicamentos homeopáticos, ya que los fármacos se preparan mediante un procedimiento llamado dinamo-dilución, el cual no es más que una agitación vigorosa y controlada contra una superficie elástica donde la sustancia que va ser diluida (soluto) y los diluyentes (solvente) son bien específicos para el fármaco homeopático. Estos ofrecen una tolerancia óptima a cualquier edad, escasas contraindicaciones y bajo costo en su confección.

Los medicamentos se han experimentado en el hombre sano y también en animales de laboratorio para recoger toda la sintomatología que son capaces de producir (patogenesia o experimentación pura). Además de los síntomas recogidos por intoxicación accidental o experimental, los daños en los órganos, así como tejidos y los síntomas recolectados a partir de la experiencia clínica, todo ello reflejado en las distintas farmacodinámia.

http://www.nhshealthquality.org/nhsqis/files/homeopathy%20scoping%20final%2020%20apr%2020061.pdf

http://bvs.sld.cu/revistas/res/vol14_1_01/res02101.htm

Las esperanzas de Drogas de Alzheimer y el dinero de la inversión parece que se desvanece

El importante desarrollo sanitario del siglo XX ha permitido que la esperanza de vida al nacer se haya duplicado en los últimos 100 años, pasando de casi 35 años en 1900 a los casi 80 años que se cifra en el año 2000. Este incremento ha dado lugar a la aparición de nuevas enfermedades, propias de la vejez, así como a un espectacular crecimiento de la prevalencia de las mismas. El caso más dramático es la enfermedad de Alzheimer (EA).

Los costes asociados a la enfermedad de Alzheimer  son principalmente indirectos. Los tratamientos farmacológicos suponen un desembolso del 8% del total del gasto, mientras que los cuidados del enfermo representan más del 77% del gasto total. Estos costes indirectos son asumidos principalmente por las familias, en las que, al menos, un miembro se dedica al cuidado del enfermo.
En Estados Unidos, actualmente, se están cuestionando la viabilidad futura de los sistemas de protección Medicaid y Medicare en función de las cifras esperadas de enfermos de Alzheimer en los próximos años. Si en el año 2000, se destinaron 18.200 millones de US$ (18.750 millones de euros), se estima que para el año 2010, se gastarán 33.000 millones de US$ (34.000 millones de euros) únicamente en residencias para enfermos de Alzheimer. Y hablando de cifras totales se incrementará en más del 54% el gasto en Alzheimer, alcanzando los 50.000 millones de US$ (51.500 millones de euros). Con esta perspectiva, y pensando en un futuro a más largo plazo, se estima que, para cuando la generación del baby boom alcance la vejez, el número de afectados por Alzheimer en los EE.UU., podría pasar de los 5,5 millones estimados actualmente a más de 14 millones de personas con EA y el sistema tendría graves problemas para atender sanitariamente la demanda. Por este motivo, desde Alzheimer’s Association y otras instituciones, se está presionando, al gobierno de los EE.UU para que proceda a destinar fondos suficientes para la investigación de terapias antialzheimer.

Aunado a esto como se menciona en el diario del New York times  ( para mayor información siga el enlace: http://www.nytimes.com/2010/03/04/business/04drug.html?scp=1&sq=%20Hopes%20for%20Alzheimer%92s%20Drug%20Are%20Dashed&st=cse )  de fecha de 4 de Febrero, los pacientes con esta enfermedad  han desvanecido sus esperanzas ya que estudios recientes comprueban que había demostrado prácticamente ningún efecto después de seis meses en el tratamiento del deterioro cognitivo o problemas de comportamiento asociados con la enfermedad de Alzheimer en comparación con un placebo, sin embargo en meses anteriores había salido publicado en revistas medicas prestigiosas que el medicamento fabricado por Pfizer,  Latrepirdina,  Dimebon que es su nombre comercial que en estudios pre-clínicos, decían habia mostrado proteger a las células del cerebro de los daños y mejorar su supervivencia a través de la estabilización y la mejora de la función mitocondrial,
Sin embargo, algunos médicos y los inversionistas de Wall Street ha sido un poco escéptico, porque ese juicio anterior de la poca efectividad del medicamento se había hecho en Rusia, lo que hace difícil determinar cómo se realizó el estudio. Además, el mecanismo por el cual Dimebon trabajado nunca fue claro.
“Me parecía demasiado bueno para creer”, Dr. John P. Trojanowski, director del Centro de Alzheimer de la Universidad de Pennsylvania, dijo en una entrevista el miércoles.
La empresa farmacéutica nunca pierde y según nuevas declaraciones a medios escritos y otras revistas de interés han declarado que se seguirá investigando sobre las atributos de este medicamento en combinación con otros fármacos, por lo que los pacientes han exigido se incluya dentro del listado de medicamentos del sistema sanitario de países desarrollados, mientras que a los países en desarrollo ni siquiera se ha pensado incluir por el gasto que representa.

Farmacología social de la prescripción de antidepresivos en indicaciones no registradas desde la perspectiva de una medicina globalizada

El incremento en la prescripción de antidepresivos es la nueva moda de los países de primer mundo.  Estas prescripciones han aumentado como en el caso de Madrid, una ciudad cosmopolita y que incluso podría servir de parámetro para otras ciudades del mundo, en un 18% del año 1999 al 2001 ya que la depresión es una enfermedad psiquiátrica con una prevalencia y alta discapacidad física que oscila entre el 3% y el 5%, teniendo un impacto económico tremendo en la economía del gasto farmacéutico, este mercado  se hace cada vez atractivo para todas las industrias Farmacéuticas, lo que a la larga causa  entre otras cosas, que se disminuya la investigación en otras especialidades medicas.

Por lo que se debe tomar especial cuidado con una enfermedad de impacto social y debe ser tomada  con un abordaje integral.

Adjunto dos links con estudios importantes en este ámbito donde profundiza mas esta problemática que ejemplifican esta problemática desde dos enfoques de países de primer mundo.

http://www.economiadelasalud.com/ediciones/82/08_pdf/farmacologiasocial.pdf

http://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S0211-57352004000200007&script=sci_arttext