GESTION AMIGABLE DE LA SALUD: G. A. S. Blog´s

.. x una Gestión5ngestión ..

Archivo para Miercoles con Cami

La información en salud mediante las nuevas tecnologías: ¿estamos preparados para un cambio de relación médico-paciente?, Segunda Parte.

En la asistencia sanitaria se visualizan nuevos escenarios: además del teléfono, se va hablando de  las tarjetas inteligentes, telemedicina, Internet para el acceso a información especializada y,  en un  futuro no muy lejano, será una fuente de información sobre profesionales y centros sanitarios, catalogados según cartera de servicios y datos de profesionales con su área de experiencia e investigación.

Pienso que las expectativas de los pacientes pasan por obtener una información clara y entendible de su enfermedad, de las opciones de tratamiento y pronóstico, esperan que el médico le aclare las dudas que tienen y les informe de las consecuencias y efectos secundarios.

No cabe duda de que tenemos que iniciar un cambio en la relación médico-paciente clásica, todavía enseñada en las Facultades de Medicina, y que se basa en una actitud paternalista, tradicionalmente entendida al estilo Parsoniano, como “el médico es el único que sabe, opina y dictamina lo que hay que hacer”. Este modelo que se basa en una asimetría de información y poder, consentida, tiene que desplegarse en un abanico de opciones donde el paciente pueda expresar sus opiniones, tener responsabilidad individual y decisiones compartidas. Esto aparece porque hay mayor acceso a la información y porque el propio sistema establece un nuevo modelo de paciente-cliente. Se considera ya un nuevo actor, usuario de un servicio que paga y le da derecho a participar en el cuidado de su salud.

Esta nueva relación, actualmente, no es universal  y claramente donde se desarrolla es en zonas urbanas, gente de  edad media y con nivel educacional mas alto, y ligado a enfermedades específicas como SIDA, diabetes u otras enfermedades crónicas que tienen en el asociacionismo su punto de apoyo.

Conceptos como potenciación del paciente son nuevos en los sistemas de salud. Indudablemente los profesionales sanitarios deberán estar también preparados  para afrontar este nuevo tipo de relación, de decisión compartida y mutua confianza.

Con la expresión “relación médico-paciente” se define un conjunto complejo de pautas, actitudes y comportamientos socialmente establecidos que se dan como supuestos de estos encuentros, sujeta a la presencia de factores individuales y sociales, por citar los más importantes.

Esta relación se ha caracterizado también por el rol protagónico del médico, hegemonía que deviene en una ruptura derivado del empoderamiento de los pacientes y el incremento de su cultura sanitaria. Si bien la institución de salud es la encargada de educar a la población para un manejo más adecuado de su salud, los medios de comunicación y dentro de ellos Internet han ocupado una posición un tanto de aliado, cuando se convierten en difusores de la información científicamente argumentada o de opositores, cuando se hacen eco de la que suministran las trasnacionales ya sea de productos cosméticos, alimenticios, medicamentos e inclusive aquellos como los cigarrillos de comprobado efecto nocivo a la salud.

Dos aristas rozan de manera sensible la relación médico-paciente en estos tiempos. La primera se deriva del cambio de rol en el médico, que de único actor comparte el escenario con un paciente informado y activo, para el que no siempre se encuentra preparado para asumir y la segunda, un paciente que se cree tener la “verdad” porque se informó por Internet y en otros contextos por los propios medios de comunicación social y que derivado de la autonomía de que hoy dispone, sin embargo lo que resulta más vulnerable que cuando se encontraba sujeto a una relación de dependencia con su médico, pero de quien siempre contaba con un consejo profesional y certero.

Concluyendo, las nuevas tecnologías nos presentan a un médico y un paciente que requieren de una preparación para asumir de manera adecuada su nuevo rol y que resulten ambos beneficiados.

Ultramédicos.

Anuncios

Guías de Práctica Clínica

Guías de Práctica clínica.

Las guías de práctica clínica están dirigidas a profesionales y pacientes con el objetivo de proporcionar información para la toma de decisiones en intervenciones de salud. Sus orígenes tienen sus bases en los fundamentos de la medicina basada en la evidencia y su elaboración tiene el propósito de reducir la variabilidad de la práctica médica para garantizar un nivel óptimo de calidad y mejorar la atención de la salud. Se basan en revisiones sistemáticas de la literatura científica disponible y se realizan recomendaciones para la actuación clínica según la evidencia que las sustenta.

Los profesionales de la salud deben adoptar diariamente múltiples y complejas decisiones asistenciales que conllevan asociadas la capacidad de identificar la alternativa más adecuada mediante la valoración de las implicaciones en términos de resultados clínicos, idoneidad, riesgos, costos e impacto social e individual de las diferentes opciones asistenciales disponibles. La complejidad de este proceso de decisión se ve agravada por el incremento de las posibilidades y opciones asistenciales que surgen del avance del conocimiento científico, la imposibilidad de asimilar toda la información científica disponible y la racionalización de los recursos sanitarios, unido a la variabilidad de los estilos de práctica clínica.   http://scielo.sld.cu/scielo.php?pid=S0864-215X2008000200006&script=sci_arttext 

Existen varias paginas Web en las que podemos encontrar un sin fin de información, el problema surge cuando no estamos orientados para la búsqueda de la misma, al contrario nos desorientamos, perdemos y desesperamos, por lo tanto si necesitas realizar una búsqueda de información relevante y realizar una selección crítica de la información, a continuación te recomiendo algunos enlaces para la busqueda de guías de práctica clínica.

National Guideline Clearinghouse http://www.guideline.gov/

National Guideline Clearinghouse http://www.guideline.gov/

Atención Primaria de la Salud

Atención Primaria de la Salud (APS).

La Atención Primaria tiene un papel central para el buen funcionamiento del sistema de salud, al ofrecer la atención más eficiente y equitativa a las necesidades de la población. La Atención Primaria de Salud (APS) es una racionalización en la utilización de los recursos, que mejora la equidad, la eficacia y la eficiencia del conjunto del sistema; se hace preciso establecer políticas de salud que delimiten claramente las prioridades en relación con estos criterios.

La conferencia de la OMS-Unicef de Alma-Ata definió APS como «la asistencia esencial, basada en métodos y tecnologías prácticos, científicamente fundados y socialmente aceptables», puesta al alcance de todos los individuos y familias de la comunidad, mediante su plena participación, y a un coste que la comunidad y el país puedan soportar, en todas y cada una de las etapas de su desarrollo, con un espíritu de autorresponsabilidad y autodeterminación.

La Atención Primaria de Salud es la base y el eje, el elemento central (estructura fundamental) del sistema sanitario (sistema nacional de salud), del desarrollo político, social y económico de la comunidad (país). La APS como primer punto de contacto individual, familiar y comunitario con el sistema sanitario (sistema nacional de salud) lleva lo más cerca posible la atención de salud al lugar donde residen y trabajan los individuos y constituye el primer elemento de un proceso permanente de asistencia sanitaria.

Para saber mas sobre las características y funciones de la atención primaria de salud http://www.tribunadocente.net/imagenes/publicaciones/0904_colaboracion_02.pdf

Tecnología de la Salud.

TECNOLOGÍA DE LA SALUD:

Se entiende por Tecnología la aplicación del conocimiento empírico y científico con una finalidad práctica. Inicialmente se denominó Tecnología de Salud a “los medicamentos, equipos y dispositivos médicos, a los procedimientos médicos y quirúrgicos, y a los modelos organizativos y sistemas de apoyo” necesarios para su empleo en a la atención a los pacientes.

La definición fue ampliada posteriormente para incluir todas las tecnologías que se aplican en la atención a personas enfermas y sanas, además de resaltar la importancia de las habilidades personales y el conocimiento necesario para su uso.

También se ha tenido en cuenta la relevancia de las tecnologías empleadas en la atención al ambiente. Pero las tecnologías que se emplean en la atención de las personas son de protección frente a los riesgos, prevención de los daños, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación.

Las tecnologías en Salud se subdividen en la atención a las personas y al medio ambiente.

La atención a las personas se clasifica en los servicios de salud comunitarios e individuales.

La forma de investigar las consecuencias clínicas, económicas y sociales del empleo de la Tecnología en salud, así como sus efectos directos e indirectos, deseados y no deseados”; es lo que se llama Evaluación en tecnologías de la salud “.Es importante que existen pocos estudios de tecnologías individuales y colectivas.

Evaluar una tecnología sanitaria permite “presentar información sobre las alternativas para clínicos, pacientes y otros” y orientan la toma de decisiones estratégicas relacionadas con la cobertura del aseguramiento sanitario o la asignación de recursos, incluida la adquisición de equipos.

La tecnología en salud, no se refiere a los equipamientos caros, complejos y de tecnología de avanzada y las evaluaciones de las tecnologías en salud reducirse a os registros y autorización previos a su uso o a las labores de mantenimientosupervisión durante su vida útil.

Está definido que las evaluaciones de tecnologías sanitarias no deben confundirse con una investigación básica o aplicada, sino que se concibe como un “proceso de análisis dirigido a estimas el valor y la contribución relativa de cada tecnología sanitaria a la mejora de la salud individual y colectiva, teniendo en cuenta su impacto económico y social. Considerado un proceso sistemático cuyo objetivo es el cambio.

Las evaluaciones de las tecnologías sanitarias se realizan para orientar la toma de decisiones (de clínicos, pacientes, financiadores, planificadores, administradores de servicio, decidores políticos, etc.) para ello es necesario basarse en investigaciones básicas y aplicadas disponibles; en la opinión de especialistas, en términos de costo, efectividad y aceptabilidad. Por esto cada vez adquiere más relevancia considerar no solo los beneficios, riesgos ycostos de las tecnologías sanitarias para quienes hoy las reciben.

El propósito de evaluación de tecnología no es “el conocimiento por el conocimiento” sino “favorecer el cambio, las estrategias de diseminación de resultados y el análisis de los factores que favorecen o dificultan la adopción de las conclusiones y recomendaciones forman parte integrante del trabajo de quienes se dedican a la evaluación de tecnología.

Para saber más acerca de Importancia de la evaluación de tecnologías en salud:  http://www.monografias.com/trabajos56/tecnologia-para-la-salud/tecnologia-para-la-salud2.shtml Documento completo:  http://www.monografias.com/trabajos56/tecnologia-para-la-salud/tecnologia-para-la-salud.shtml